Historia de la Semana

El regreso

La última sonrisa que me regalaste la dejé colgada de la puerta del refrigerador antes de marcharme. Junto al menú del restaurante chino que tanto te gusta y los amontonados bills sin pagar, se quedó tranquila, esperando mi regreso…

-Para seguir la historia solo deja tu comentario-

2 pensamientos en “Historia de la Semana

  1. Nos volvimos encontrar, estaba vestido de negro y azul, el pelo canoso y rapado, muy distinto a la melena larga y brillante de 15 años atrás, pero conservaba su porte ligero, el mismo humor, una risa franca y el bailoteo en los ojos de un joven. Solo que ahora él ya anda por los 60. Descubrí en gestos, miradas y comentarios la consecuencia de una actitud ante la vida que en el caso de él se resume, en su pasión desenfrenada por el trabajo, su lucha permanente por ocupar un lugar digno en la sociedad y su fraternidad con aquellos que desean cambiar la realidad….

  2. “Que abuerrida estoy!” fue lo primero que le dije. Quiero renunciar mi trabajo, darle candela a toda mi ropa, pintarme el pelo de rojo y verde, comprarme una moto, hacerme un tatuaje, emborracharme, ponerme un arete en el ombligo y que alguien me pregunte si me volvi loca para decirle, “y a ti que te importa?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s