Furtivo

Por Michael Sixto

lluvia

 Te recuerdo de una presentación de un libro, de Starbucks, de la librería, no sé bien, pero estoy convencido que tu rostro me es familiar. Hace mucho viento esta tarde y parece que va a llover. Sentada en el parque de siempre batallas para mantener tu falda cubriendo tus extremidades mientras hojeas tu inmenso libraco. En otra ocasión hubiera rezado (tan ateo como soy) a todos los dioses en el cielo por un segundo de descuido en tu pugna con el viento que dejara expuestas esas magnificas piernas, mas hoy no. Hoy quiero recordar de dónde te conozco, quien eres, por qué apareces siempre que está a punto de llover. En tu ajetreo te das cuenta que te miro. No queda ya pizca de sol, mucho menos de dudas y ahora soy yo el que se siente desnudo. Quiero escapar pero las ganas de saberte son más fuertes que el instinto de preservación. No muevo ni un músculo desviando la mirada a otra parte del parque pero tú ya sabes que estoy ahí por ti. Regresas al libraco mientras el aire se calma un poco. Pasan unos minutos y cae la primera gota de agua. Sé que es cuestión de tiempo. Tengo que hacer algo. Respiro profundo como recobrando fuerzas y salgo a tu encuentro. Entonces, justo entonces, comienza a llover. Como una descarga sales corriendo alejándote a una velocidad casi inhumana. Segundos después tu silueta se me pierde entre los edificios empapados… sin saber aun de dónde te recuerdo. 

Anuncios

4 pensamientos en “Furtivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s