Reencuentro

Por Michael Sixto

Frustraciones propias estas que me acompañan hoy cuando vago desesperado entre la niebla opaca de mis soledades todas. Hablo de silencio y de palabras muertas, de oscuridad elegida y repentino pesar. Hablo de sin sabores, de vicios tibios que se sirven como postre en las tardes de calor, en las tardes de hastío cuando ni siquiera soportamos nuestra propia presencia. Hablo de miedo. Al final todo tiene que ver con miedos, con incapacidades, con desenfreno. La ultima gota de sangre se derramó mientras dormía y mi siniestro subconsciente sabía que una vida se escapaba, que millones venían, pero que otra, muy cerca de sí, lentamente se escabullía para ya jamás estar. Eso erEl Regreso del Tiempo Por Michael Sixtoa emocionante; era, sin dudas, una razón más para permanecer… detenidos en el mismo circulo.

Frustraciones propias estas que me acompañan hoy en mi viaje a través de mis memorias mutiladas. Muy a pesar mío, justo en este momento, soy el viajero escurridizo que por mucho tiempo evité ser. Soy la copia fiel de la persona que fui y aun no he visto nubes, ni campanas re picantes, ni alas emplumadas que vengan a darme la bienvenida. Sigo solo, como siempre estuve, alimentándome apenas de recuerdos; buenos y malos recuerdos que pesan, que estorban, que quisiera desechar por más que sepa que son mi único equipaje. No, no sé a dónde voy, solo es mi reflejo incondicionado este caminar sin prisa que me embarga y este meditar repentino que me remonta a los tiempos en que la luz no me podía cegar. Los buenos tiempos en que la penumbra no era sino un refugio momentáneo cuando no lograba encontrar una respuesta. No sé a dónde voy pero ya no me interesa. Demasiadas noches dejé de ser para tratar de entenderlo. Ahora las razones son otras y no porque sean las más importantes sino porque son las que realmente están. Por primera vez un sendero se abre ante mis ojos, un sendero amplio, sin obstáculos, libre de dudas, solo para mí en medio de tanto vacío. No es posible rechazarlo aunque quisiera; increíblemente, no tengo opción y esta vez, solo esta vez, las cartas al voltearse traen algo de esperanza.

Frustraciones propias estas que ya voy dejando atrás. A medida que me acerco un dolor en el pecho y una ansiedad en el estómago me van  haciendo olvidar. La carga se aligera, el momento ha llegado. Sigo solo pero hay música y palabras nuevas que nunca había escuchado. Hay color y lo más importante, por fin, no solo estoy yo.

Anuncios

4 pensamientos en “Reencuentro

  1. Lo entendi 🙂 y me siento contenta por el hecho de la compannia que se asoma y que parece cambiara la vida de este pobre hombre. A veces, lo que parece el final de un camino es realmente el comienzo.
    Dejame decirte que por haber presenciado la escritura de este cuento me sabe doblemente exquisito. Tienes mucho talento y un poder de concentracion envidiable. Excellent job!

    • Sucede que el fantasma de los ciclos me persigue. Las cosas para mi jamás comienzan o terminan… como el tiempo mismo. Pero tenemos la ilusión de ESTAR y en el camino nos encontramos… o nos perdemos. Y esa es la verdad; sólida como le llamas. Esa es la palabra correcta.
      Gracias por comentarios así.
      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s