Consecuencia incierta

Por Michael SixtoArt Basel Miami Dec2013

Se evaporó como el agua sin dejar rastro alguno de su presencia. Aquel día le dije que se fuera pal carajo y no me jodiera más con tanta mierda intelectual y porquería filosófica. Le dije que me dejara tranquilo de una puta vez. Le dije que desapareciera de mi vida. Desgraciadamente después de una semana comprendí que se había tomado el contenido de mis palabras en aquel arranque de rabia, de manera literal. Pensé entonces llamarla y disculparme. Pensé en decirle que había sido un imbécil por la sarta de estupideces que le había vomitado en la cara. Lo pensé… pero no lo hice. Dejé pasar el tiempo y esperé. Para ser sincero no sabia qué era exactamente lo que esperaba pero seguí esperando. Un mes pasó e intuitivamente me fui dando cuenta que la había perdido para siempre. Al año siguiente (todavía viviendo solo como es natural, quien querría juntarse conmigo) la vi pasar cerca de mi casa y la perseguí calle abajo por media hora. Grité su nombre cuando estaba a la altura de un abrazo. Se volteó asombrada y al encontrarme apresuró el paso. No la vi otra vez en los próximos cinco años. Esta vez fue ella quien me buscó a  mí. Tocó a la puerta y sin dejarme decir ni una palabra me dio las gracias, solo las gracias. ¿Gracias por qué?- le pregunté- “…por haberme mandado pal carajo con mi porquería filosófica; es lo mejor que me ha pasado en la vida… gracias” Y el tono de su voz era sincero, sin sarcasmo, y el brillo de su mirada me dejó ciego por un segundo. Sin despedirse se escurrió por la puerta entre abierta y una vez más, como aquel día… se evaporó como el agua sin dejar rastro alguno de su presencia.

Anuncios

7 pensamientos en “Consecuencia incierta

  1. Para mi, lo mejor que has escrito desde que comenzaron este viaje loco y encantador de regalarnos sus palabras. Lo primero que me vino a la mente fue un loco de la calle Obispo que solia sacarle conversacion a cualquiera. Se decia de el que se habia vuelto loco de tanto estudiar y andar de filosofo. Luego, a medida que fui leyendo tu escrito, se comenzaron a remover en mi millones de recuerdos…mas recientes que el loco de Obispo…recuerdos asi de tristes pero utiles y necesarios…y bellos al final. Gracias mi Michi!! Me encanto!

    • Tay; todos somos un poco el viejo de Obispo que andaba filosofando por las calles y a todos, de una manera u otra, nos suceden cosas así. Al final tenemos que aprender a vivir con las consecuencias, cuales quiera que estas sean.
      Miles de gracias por la profundidad de esas palabras y, por supuesto, por seguir estando

  2. Curiosamente satisfecha, pues ya siento como crecen mis ganas de mas…
    Jamas te atrevas a cambiar, tan siquiera una coma de este texto.
    Asi esta perfecto!

    • “…curiosamente satisfecha” me gustaría que elaboraras más al respecto, me quedé con algo de duda.
      Gracias de verdad y tranquila, ¡se queda como está!
      Saludos al compadre

      • Evidentemente se trata de una satisfaccion a medias. Me delatan las ganas, no crees?
        Gracias a uds por llegarme justo cdo no doy mas, entre bichos, enzimas y cuanta “cosa enferma” hay!!
        Ps: Aunque siempre no pueda “estar”, en realidad “estoy”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s