Café con Leche

Por Zahylis Ferro

El café con leche caliente me supo caliente y amargo al resbalar por mi lengua aun empalagada por el caramelo de naranja. Un humo tenue se desprendió del vaso y me nubló la mirada, la mirada radiante que te había recorrido golosa a Cafe con lechelas primeras luces del alba. Mi garganta agradeció la calidez del líquido marrón aun cuando mis ojos se dolieron invadidos, y me estremecí en un movimiento instintivo para sacudir el frío y la tristeza. La decepción más que la tristeza.
Un rato antes había intentado un baño caliente sin resultado. La piel absorbió la tibieza y se quedó tiritando, pidiendo más, calada en su temblor hasta la raíz del presentimiento.
Luego mi mente se adentró en confusos juegos malabares, quizás para mantenerse activa, quizás tratando de activar en el resto del cuerpo la chispa que se había quedado dormida en mis pupilas. Y pensé en sol. Y no había sol. Y pensé en naranjas que se parecen a los soles y crecen como soles. Y no había naranjas. Y entonces busqué y me chupé un caramelo de naranja.
Pero nada disolvía el frío alojado en mis huesos y empecé a aceptar lo que no había querido aceptar hasta el momento: que la tibieza en mis ojos no podía derribar el hielo acumulado en tus montañas.
Entonces le llegó el turno al humo de nublarme la mirada. Le achaché de un tirón la culpa de mi desidia, como quien busca una solución a un problema más por pasar la página y acallar la inquietud que por resolver el problema mismo. A otra hora del día hubiera buscado el consuelo en la cebolla, pero ahora, amelcochada entre la naranja y el tímido sol creciente, condené a mi café con leche a la pena de muerte por encapotar mi mirada, porque era más fácil que aceptar que ya había nacido presintiéndose nublada.

Anuncios

6 pensamientos en “Café con Leche

  1. Me fascino, MUCHOOOoooooo!!!!!! Me encanta llegar a la casa despues de llevar al bebo a la escuela, hacerme mi cafe con leche (mira tu que casualidad) y sentarme en mi reclinable a leerte (y a Michi). Es mi-time que mas disfruto. Gracias!!!!

    • Te gusto? Mira que para mi la reina de los finales es Yosie!! De donde saca esa muchacha las palabras para cerrar todo y dejarte con la boca hecha agua!!! Un abrazo linda, MUAAA

  2. Tienes un “no se qué” en tus palabras, que hace recuerde a García Márquez.
    Quizá puedas pensar ( u otros) q deliro, pero aunque lo mas parecido a una pluma, q abracé en mi profesión, haya sido un termómetro, desde siempre leer ha sido prioritario para mi.
    GGM es mi preferido de todos los tiempos y tú con tu “Café con leche” te me pareces a él.
    😉

    • Mija, delires o no, con termometro o pluma en la mano, si algo que yo escriba te recuerda a Garcia Marquez, aunque sea de lejitos…me considero satisfecha! Yo tambien adoro su manera de narrar y por un tiempo quise copiarla, hasta que me di cuenta que era imposible. Gracias por encontrar ese “no se que” en mis palabras!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s