Mentiras

 Por Michael Sixto

Desde niño le decían que tenia “arte” para decir mentiras. Él no lo veía así. Había cosas que simplemente sonaban mejor contadas de otra manera. Omitir detalles o agregar pormenores no era mentir. Su conciencia estaba limpia así que siguió no-mintiendo por muchos años. La vida, vista a través de sus ojos, era realmente una bendición. No en balde tenía tantos amigos y gente que le adoraba. Ellos no creían que él era un mentiroso compulsivo, al contrario, él era el tipo que constantemente cambiaba la realidad para hacerla mejor. Quizás un tipo de Dios terrenal, pero mejor porque su proceso no involucraba sacrificio ni castigo. Era sencillo; a lo que le faltaba color se le daba una pincelada y lo que estaba sobresaturado ya, se le bajaba el tono. Al final todos quedaban contentos. No questions asked. Un día en que volvía del trabajo descubrió que su novia lo había dejado. Unas semanas después la encontró en el parque basándose con otra mujer. En una sucesión terrible de acontecimientos su perro fue atropellado por un auto, fue despedido de su trabajo (coincidencia quizás, la economía estaba muy mala) y su madre fue hospitalizada de emergencia. Por mucho tiempo no tuvo ideas de “mentir” acerca de su realidad, mucho menos de la de los demás. Entonces los que le conocían decidieron ignorar su presencia. Se quedó solo en un mundo, por vez primera, trazado en blanco y negro. Cuando parecía que tocaba fondo y que el mañana no iba a llegar, una voz suave y melodiosa casi en un susurro le dijo: “… todo va a estar bien, la recuperación va perfectamente.” La rubia enfermera, sosteniendo su mano, contemplaba el apagado cuerpo de su madre tumbado en la cama de hospital. Ese fue el comienzo. Al día siguiente mientras transportaban el cadáver a la morgue la misma enfermera rubia de suave voz repetía: “… todo está bien, todo está bien.” Y todo estuvo bien. Él no era el único que creía que había cosas que simplemente sonaban mejor contadas de otra manera.

Anuncios

2 pensamientos en “Mentiras

  1. “Alguien dijo hace un tiempo que el primer ingrediente de una buena historia consistia en un excelente final… y ya le digo, con finales así. Wow. Este es el tipo de relato que realmente disfruto. Las ironias de la vida
    Excelente.”

    Esto escribiste sobre una de mis cuentos hace poco. No pude encontrar una mejor manera de describir lo que creo sobre este cuento tuyo que usar tus propias palabras sobre el mío. Un abrazo. Muy bueno.

    • Aunque un poco tarde la respuesta, no podia dejar de agradecer este sharing de palabras. Gracias. Siempre es un honor escuchar de ti en las cosas que escribo
      Un Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s