Historia en la que no pasa nada

Por Zahylis Ferro

Ya era de día en el otro lado del planeta y ella aun trataba de conciliar el sueño.

El insomnio le recordó el tiempo en que contar ovejas era como una enseñar números a un niño pequeño,  sin irse mas allá del un, dos, tres. Aquellos tiempos se le acabaron de pronto. Podía casi tocar el antes y el después. Todo parecía quedar de un lado o del otro de algo.  La vida nueva y la que quedó en el camino. La palabra dicha y la no dicha por error. El final del principio y el principio del fin.  Y pensó en contar ovejas para acortar el tiempo de insomnio pero solo visiones opuestas penetraron sus parpados cerrados.  De un lado el día, y del otro finalmente la noche que se le quedaba corta a sus sueños.

Anuncios

8 pensamientos en “Historia en la que no pasa nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s