De lenguajes, lascivia y perros

Por Zahylis Ferro

Algo me llamó la atención sobre este libro, supongo que la combinación de palabras del título, cuando leí sobre su presentación en Cafe Demetrio unos viernes atrás. Creo que tuvo que ver con las reseñas que leí, donde enfatizaban el hecho de que el libro era pura poesía escrita en prosa. Me confieso una aficionada a la prosa poética -aunque soy incapaz de escribirla. “Lo tuyo es contar,” me dice Michael y creo que es verdad. Pero una afición es una afición y por eso inicialmente, aposté por En el lenguaje lascivo de los perros.
Poco a poco la magia de los cuentos me robó pedazos de recuerdos propios, historias vividas que aún convalecen a flor de piel aunque a veces parezcan distantes en la memoria. Muchos de los cuentos traen imágenes consigo que tomo y adapto a imágenes que mis ojos reconocen suyas, que mi corazón siente y mi conciencia comprende a las mil maravillas.
Un poco de guajiro natural vive en el autor, según me pareció, en la forma de enredar las palabras y en los altibajos de la voz con que las leía. Un poco de guajiro pude oler, con ese olfato que tienen los perros y que también los guajiros tienen para reconocerce entre ellos, y que sin duda llevo yo, guajira también, en la punta de la nariz aun medio sucia de tierra y fango de campo cubano. Las historias de Santa Ana de Viajaca pudieran ser y son un poco las historias de Paso Quemado, de Las Martinas, del Entronque de San Diego…donde también la geografía se cambió con dos monedas, como en el cuanto de Adalberto, donde también había un abuelo sabio, donde también se construyeron muros y se libraron guerras absurdas de hombres contra ellos mismos.
Quizás muchos no entiendan, de hecho creo que En el lenguaje lascivo de los perros no es un libro para todo el mundo, pero sí se de muchos que entenderán, porque no hacerlo sería como cerrar los ojos y pretender olvidar lo que somos, claro está, aun tratando de no entender entenderían. Para Michael, y Meilyn, y Dayme, y Dety, y Monica, y Veronica, y Yeney, y Mell, y hasta Yosbel un poco, el campo de este libro los va a hacer sonreír. Y para los que no son del campo pero han estado en él, y aún aquellos que no tienen ni idea de que se trata, la poesía que regala Adalberto en En el lenguaje lascivo de los perros es un viaje a la tierra, a la planta, a la raíz, a la miseria y la riqueza de la vida de hombres comunes, una experiencia que no deberían perderse a propósito.

Anuncios

6 pensamientos en “De lenguajes, lascivia y perros

  1. Nenis, sin falta lo leeré! Amo esta frase tuya y la robo, puesto me identifico muchísimo con esas palabras… digamos que “compartimos” la misma tierra colora’ , esa que no cesamos de recordar como un reflejo. “….imágenes consigo que tomo y adapto a imágenes que mis ojos reconocen suyas, que mi corazón siente y mi conciencia comprende a las mil maravillas. Gracias!

  2. Zahylis no tengo como agradecerte la lectura y la apreciación en este comentario sobre mi libro. Tengo la gran dicha de haber nacido de la tierra y a la tierra devuelvo un poco de mi canto (cuentos) en agradecimiento, y ¿que son un poco de palabras en pago por todas las cosas que me dio la tierra?, bien lo dices, soy “un guajiro terco”, sin ánimos de escapar o huir de esa condición, soy un hombre exiliado en una ciudad sin aves, lejos de la piedra dura del monte y me devuelvo al arado en la palabras, la única manera posible de volver. Gracias
    Ad Guerra

    • Adalberto, gracias por este comentario tan emotivo. Como te dije antes, me gusto mucho el libro, tus cantos me trajeron cantos conocidos y no encontre una manera mas sincera de agradecerte por eso. Me alegra que te haya gustado el escrito.
      Y para los lectores, donde se puede comprar tu libro?

  3. Estoy hace días por comentar porque este desencadenó recuerdos que en gran parte son olfativos por esa magia de la tierra, la lluvia y cómo no, la sabiduría milenaria de la gente simple. No soy de campo, pero he vivido momentos muy felices en el y regresar a la tierra es siempre una experiencia grata. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s