Crear…luego criar

Por Zahylis Ferro

No conozco a nadie que no este obsesionado con crear – y sin temor me incluyo. Somos creadores por excelencia, aunque por supuesto, diferimos en la naturaleza del crear y hasta en la de la creación. Algunos pensamos más en lo que creamos; a otros se les da tan fácilmente que es como si se tomaran un vaso de agua, como si el crear fuese en ellos un acto involuntario y espontáneo como estornudar cuando pica la nariz. Hasta cierto punto creo que hemos sido educados bajo la doctrina de la creación. Somos lo que creamos, y si nada creamos, nada somos. Somos padres porque creamos hijos, somos amigos porque creamos amistades, somos esposas/esposos porque creamos matrimonios, somos amantes porque creamos relaciones amorosas, somos poetas, músicos, pintores, arquitectos y maestros porque creamos poesía, música, pinturas, estructuras y enseñanzas. Si, somos lo que creamos. Y en su defecto, lo que hacemos desaparecer, como es el caso de los médicos que no necesariamente crean las enfermedades pero si la cura y esa es la esencia de su creación. Crear ( o des-crear) es la maquinaria que parece mover al mundo, llevarlo al desarrollo, el mejoramiento, la calidad, la prosperidad. El esquema, si alguno, es simple, crear, y luego criar lo que creamos, porque mientras la creación exista, seremos. Pero aunque el criar requiera un frente independiente de batalla, no se le da la espalda al crear. Criar se convierte, tan inconscientemente como crear pudo haberlo sido en su momento, en una acción involuntaria que se traduce muchas veces en hacer lo que se debe, lo que es humanamente correcto, o lo que dictan los latidos más vicerales del corazón. Y por eso alimentamos, vestimos y calzamos a los hijos que creamos, hacemos regalos a nuestros seres queridos en fechas señaladas, trabajamos para hacer que la “chispa” nos consuma y no nosotros a ella en las relaciones de pareja. Por eso seguimos escribiendo poemas, pintando, diseñando estructuras, haciendo lo que creemos está bien según nuestras propias reglas, en pocas palabras, decorando el rincón que le robamos a la vida y hacemos nuestro, personalizándolo en el acto más sublime y absoluto de crear lo que somos. Somos creadores y luego criadores. Crear requiere imaginación. Criar solo costumbre y paciencia. Crear es un trabajo creativo. Criar, reproductivo. Crear es excitante. Criar… extenuante. Y en el círculo vicioso entre una creación y la otra, a veces criar pierde energía, fuerza y determinación. “Somos responsables de las cosas que domesticamos” es lo que dice El Principito, y entiendo esa responsabilidad como el compromiso que se asume ante la posesión de algo que no siempre ha sido nuestro. En el quererlo mucho lo convertimos en propio y entonces debe ser por eso que somos mas conscientes de la responsabilidad. ¿Pero qué pasa entonces con lo que creamos? Muchas veces creo que como nos ha salido de dentro, como lo hemos construido y sacado a la vida, no atravesamos un proceso de adquisición por así llamarlo, y de ahí que la responsabilidad se sienta menos latente. Pero si somos responsables de las cosas que domesticamos, tanto o mas deberíamos serlo de las cosas que creamos, y criarlas, in other words, mantenerlas vivas, darles pan y agua porque es lo correcto, lo humanamente correcto o lo que dicta el corazón en el momento, no creo que sea suficiente.  Amar, concientemente amar lo que creamos, vivir para ese amor, darle amor al amor debería ser, y no la creación misma, lo que defina quien somos en la vida.
No tengo sugerecias bajo la manga. Peco de visualizar problemas pero no soluciones. Pero si creo que le debemos cierta devoción y entrega a lo que creamos, y si ese compromiso asumido nos roba mucho tiempo, tanto que interfiere directamente con el acto sagrado de multiplicar la creación y por eso tenemos que crear menos, pues entonces… ¡que así sea!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s