Leccion de economia para amas de casa

Por Zahylis Ferro

Hoy, entre mis siete paredes, entendí el consumismo. Mas que entenderlo, pude ponerlo en términos simples, digeribles, mejor aun, manuables.
Resulta ser que mi mama, cansada de “pasar trabajo” compro una tabla de planchar nueva, linda, con un forro de colores muy vivos que enseguida llamaron mi atención. Todo el que me conoce sabe que odio planchar, posiblemente mas de lo que odio cualquier otra tarea domestica. Me tocan, pero no son mi fuerte, la verdad. El caso es que desde que llego la nueva tabla de planchar, y muy para mi sorpresa, me la he pasado buscando excusas para usar vestidos que nunca uso, camisas que se han peleado el fondo de la gaveta por meses cual de todas mas llena de arrugas.
Hoy, posiblemente por primera vez en mi vida, me puse a planchar con gusto. Los vivos colores de la tabla nueva se mezclaban con la ropa limpia, olorosa y caliente por el contacto con la plancha. Y no pude dejar de preguntarme si realmente añoraba tanto usar las ropas olvidadas o era producto de la novedad, de lo atractivo de la novedad. Ah, el consumismo! “El consumismo puede referirse a la acumulación, compra o consumo de bienes y servicios considerados no esenciales.” Mi nueva tabla de planchar encaja perfectamente en el concepto, sobre todo si tenemos en cuenta que la ilusión de planchar se me paso tan rápido como llego, justo en el medio de la segunda camisa. Solo una tabla nueva, y mas bella que la anterior, podrá volver a revivir semejante entusiasmo inusitado por algo que normalmente odio. Y entonces, cuantas tablas de planchar necesitare para compensar el hecho de que de vez en cuando al menos planchar es una necesidad? Por supuesto, esta la otra cara de la moneda: con o sin motivación material hay cosas que hay que hacer nos guste o no…y quizás mi ejemplo pueda parecer extremo y facilmente sacado de contexto, pero la realidad es que consumismo en el día a día tiene  mucho que ver con querer compensar con colores nuevos, una y otra vez, lo que no nos luce para nada bonito.
Detractores habrán de mi teoría casera. Esta bien. Lo espero. Detractores hay de Wikipedia, y por alguna razón rara, aunque todo el mundo sabe que no es una fuente confiable de información, seguimos haciendo click en ella. Lo cierto es que cada día tengo menos memoria para conceptos complicados. Todo es culpa de mi “micro” visión del mundo, diría Michael y tendrá razón. Pero que le vamos a hacer, para unos se hizo la micro, para otros, gracias a dios, la macro. Yo, por lo pronto, en esta tabla de planchar vieja, no plancho mas.

Anuncios

11 pensamientos en “Leccion de economia para amas de casa

  1. Solo pasé a decirte que me encantó! Es muy cierto. A veces prefiero seguirme engañando, y a veces decido dejar un poco el consumismo, para solo darme cuenta, que de alguna manera solo es un cambio transitorio. Y si no es por una razon o por otra…me devuelvo al grupo de los “consumistas”?
    Un abrazo!

    • Neni, somos debiles, jajaja. Ademas, el consumismo tiene la cara bonita. Pero hay que intentar no dejarse llevar por las apariencias…:) Gracias por pasar. Un abrazo a la familia feliz.

  2. Zally, que te puedo decir?… Muy de acuerdo, yo soy de las que siempre uso Wikipedia y nunca la cito…. Que se le va a hacer… Asi somos, naturaleza humana!!! Ah por cierto yo compre una tabla de plancha espectacular, si quieres usarla puedes pasar por aqui….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s