Memorias de un Líder

Por Michael Sixto

Las huellas en la arena me recuerdan que no estoy solo. Ya hubo alguien aquí antes que yo. Me disfrazo de poeta y le cuento al mundo la historia de mi vida. Las palabras rebuscadas que utilizo llaman la atención de esos que me miran con ojos de pescado. Hay quien me pregunta qué hacer, a dónde ir. Pretendo tener todas las respuestas y en consecuencia miento. He tenido que mentir y descubrir en mis palabras la ingratitud de saberme frágil. Me regalo y me niego y me redescubro en miles de piezas. Soy el centro del universo y todos me miran con recelo. La gente espera; impacientes se acumulan en mi portal y yo solo quiero saborear un café y regalarme a la tarde que lentamente se marchita. Años atrás estuve solo y como fantasma antiguo vagué por las calles en busca de aprobación. Emprender fue mi decisión. Sin miedo junté todas mis fuerzas y reuní un puñado de seguidores que inevitablemente creyeron en mi retórica. Por esa fecha realmente quería cambiar el mundo. Ellos lo olieron y se sintieron privilegiados de saberse representados. Por vez primera había un líder guiando su camino. Después de un tiempo el mundo, al menos el mío, comenzó a cambiar y no necesariamente for good. Después de un tiempo mis seguidores descubrieron que mis palabras no eran realmente mías, sino que las había tomado prestadas de otros. Por eso me convertí en poeta, por eso ya nadie entiende lo que digo, ni siquiera yo. Finalmente me he cansado. Ahora ansío los tiempos de vagar sin rumbo por esas calles sin esperanza, sin energía. Hoy, después de tanto fervor y regocijo la gente comienza a morir de exaltación, aun sin encontrar su verdadero lugar de estar.

Alguien me habla del futuro señalando las huellas en la arena. En silencio sigo su nebuloso camino con mi vista mientras la tarde, finalmente, se desvanece ante mí.

Anuncios

6 pensamientos en “Memorias de un Líder

  1. Como siempre se me juntan muchos pensamientos cuando leo algo tuyo…Hoy no tengo deseos de contarte sobre lo que he pensado mientras te leia…(estoy vaga)…pero si te mereces te diga que me encanto ♥

  2. A veces el truco no está en tener todas las respuestas, sino en observar a tu público y decirles lo que sabes que necesitan oír… y creo que es por eso que, aunque intente abstraerme y desintegrar tu prosa, este líder me recuerda a un supervisor que mira los tags de las maletas y termina diciendo “follow the blue dots”… pero a lo mejor son mis manías de conectar lo inconectable. En todo caso este líder cansado hará lo que los demás, seguir siendo líder, porque hay cosas que no se pueden cambiar…

    • eso te parece? No sé… ciertamente no pensaba en ese Supervisor cuando lo escribí. En algo sí tienes razón… lo de seguir.
      Gracias, disfruté mucho este comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s