Otra Historia Sencilla

Por Zahylis Ferro

La película terminó justo cuando el reloj marcaba las doce y quince. Se levantó del sofá con un sabor amargo a inconformidad en la boca. A las doce y veintiuno volvió a mirar el reloj. Trató de recordar el nombre de la película para no recomendársela a nadie, y se sorprendió de que ya lo hubiese olvidado. “Dame dos días Canelo,” se quejó con el perro, “y verás cómo no me acuerdo ni de que me senté a ver esta basura. Ya no hacen películas que valgan la pena.”
Una rabia súbita le empezó a nacer de adentro. No era la primera vez que le pasaba. Llegaba del trabajo cansado, loco por tirarse en el sofá y ver un buen film que lo hiciera olvidarse del mundo. Pero eso por lo visto era mucho pedir. Fue hasta la mesa de la computadora y buscó la factura de la televisión. “Mira esto! $85 dólares y lo único que veo son películas de mierda.”
Cogió el teléfono y marcó el número que aparecía en la en la parte superior de la cuenta. Del otro lado de la línea contesto una operadora , después de unos buenos  siete minutos de espera. Y contra ella arremetió su frustración, su inconformidad, su rabia creciente. Cuando la operadora inicial no le fue suficiente pidió a un superior. El superior no era suficientemente alto  para su gusto y pidió hablar con el presidente. El presidente, que “por casualidad” trabajaba esa madrugada, aceptó escuchar su repertorio de quejas. La llamada fue transferida y cuando ya se sonreía de pensar en todas las cosas que le iba a decir al tipo ese, la comunicación se cortó debido a repentino problema técnicos.
Quiso llamar de nuevo pero prefirió calmarse el dolor del pecho con una taza de café y un cigarro. De haberlo hecho lo habrían sorprendido con la noticia de que el presidente acababa de irse a su casa. El café y la rabia lo mantuvieron despierto por un buen rato, y como no tenía nada mejor que hacer, volvió a encender la televisión. Alcanzo a ver lo últimos 30 minutos de una película excelente. Hacía años que no veía una historia tan bien contada. Y la fotografía era excelente.  Quería verla completa y busco los horarios de repetición. Era jueves y no la pasaban de nuevo hasta el otro martes por la noche. Esperaría hasta entonces. Una vez que se terminaran la película, llamaría para cancelar el servicio.

Anuncios

8 pensamientos en “Otra Historia Sencilla

    • Mr Sparks…mi buzon de quejas y sugerencias o mas bien de comentarios y sugerencias esta abierto de par en par. Te agradezco mucho que nos leas en primer lugar, y en segundo lugar que nos des consejos. Yo te admiro mucho y tus comentarios son recibidos con alegria. GRACIAS por no dejarte convencer.

  1. Que pasa Sparks? Estas sintiendo presión por la competencia. Verdad que están geniales estos relatos? Yo siempre te leo a ti y me encanta… Pero Kontarte te sigue los pasos!!! Jajajaja. Muy buenos los dos!

    • Laura..WOW!!!! gracias, super gracias….me da mucho alegria que estos cuentos sencillos te parezcan buenos. Yo no creo que compitan jamas con los de Mr Sparks, los de el son lo maximo…pero si a ti te gustan….me gane el premio gordo y sin comprar ticket!!!! Gracias por ser tan especial y sacar tiempo para dejarnos kontARTE. Un abrazo grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s