Cosas que se oyen cuando uno no esta oyendo

 

Por Zahylis Ferro

Dos días, muchas quejas, y pocas sugerencias mas tarde, las flores prometidas finalmente llegaron a su destino. San Valentín se convirtió en el menos romántico de todas las festividades para tres personas en particular, y quizás para muchas otras, pero no estoy segura. Aquí va la historia como la escuche y como puedo imaginarla: X prometió flores a Y y contrató a Z para hacerlas llegar a tiempo. Simple proceso, de no haber sido por unas pequeñas variaciones a la historia principal.
“Odio los días de San Valentin,” pensó Z bostezando mientras imprimía las órdenes recibidas durante la noche. Mira cuanta gente dejo el envió para ultima hora! Increíble…con amor de Fulano. Poco amor será cuando se acordó de las flores tan tarde
“Entrega garantizada para el día siguente si ordena antes de las 12 de la noche,” leyó X en voz baja para no despertar a Y, pero como para escuchar el sonido de las palabras al mismo tiempo. “¡Que alivio!” pensó. “Hubiera sido un poco vergonzoso aparecerse con un ramo de flores cualquiera hecho a la carrera cuando ella me hizo en regalo tan especial. Se ve que fue caro. Ademas, así es mejor, se lo llevan al trabajo y yo no tengo que llegar tarde al mío ni inventarle otro excusa a mi jefe.”
“Seguro me enviará flores,” había pensado Y antes de irse a la cama. Para regalos, el pobre, no tiene mucha imaginación. Da igual. El sexo con él es genial. Me lleva a las nubes. Puedo perdonarle que sea distraído para todo lo demás. Después de esta noche estoy más tranquila. Tenía el presentimiento de que estaba un poco distante, pero un sexo tan bueno como este no puede haber sido casualidad.”
Lo que unos no sabían y los otros no pensaron pude pasar de todas maneras. X había estado distraído desde que conoció a Y y supo que no era la mujer de su vida. Era, sin embargo la que estaba en su vida en el momento. Y, no se sabe si por conformismo, o por cansacio o por pura y dura sorpresa, había encontrado en X algo que quería conservar. Z, que no conocía ni a X ni a Y, tenía toda una red de problemas personales y una larga carrera en trabajos de atención al cliente que lo habían vuelto inmune a sensibilidades individuales. Trabajar para alguna versión de 1-800-Flowers y saberse corto de personal en el día de San Valentin eran solo otras dos desafortunadas coincidencias.
Por más que X gritó y batalló, sus desabridas flores  nunca llegaron a Y en todo el día, quien un poco decepcionada, le reclamó a X su falta de delicadeza y su poca dedicación a la relación. Z, molesto de escuchar las reclamaciones de X, hizo todo lo posible por retardar el envió que finalmente llego en el recipiente equivocado y por lo que X se ganó un 50% de descuento en su siguente envío. X, disgustado ante tanto trabajo extra que no tenía en planes y que además no lo beneficiaba demasiado porque como ya se sabe, Y no era la mujer de su vida, terminó por ventilar su frustración a los cuatro vientos. Con eso logró que sancionaran a Z por su falta de profesionalismo y peor aun, hirió con puñal de acero los sentimientos de Y cuando, acosado por sus reproches, le dijo abiertamente que en realidad ella no significaba mucho para el y que el buen sexo era solo porque en su cabeza, amor y sexo estaban completamente separados.
El decir popular de que “love is in the air” no fue exactamente cierto para estas tres personas. Esta historia me llamó la atención por ser la otra cara de una misma moneda. No para todos el dia de San Valentín trae chocolates, cenas románticas y mucho amor. Los que lo vivimos así, somos muy, pero muy afortunados.
Si lo cuento, es porque esas también son cosas que pasan.

Anuncios

6 pensamientos en “Cosas que se oyen cuando uno no esta oyendo

  1. Tambien somos afortunados los que, no por eso menos romanticos y enamorados, nos “cagamos” en las flores y en los 14 de febrero. (que pena con X, Y and Z).

  2. No veo mi comentario…Creo que fue mejor que se perdiera…El poco valor que le doy a los 14 de febrero podria dar de que hablar. ( Tito por suerte tu sabes que es congenito).

  3. Pues yo adoro las rosas, los chocolates y San Valentin, y si, es cierto que todos los dias hay que darle valor a la persona con la que compartes tu vida, pero es bueno tener un dia en el calendario como escusa para hacer algo especial, a veces no se necesita mucho, basta con un ”te amo”

    • A mi tambien me gustan aunque no vivo por ellos. Me parece lindo que un dia en especifico tanta gente se ponga de acuerdo para hacer lo mismo y expresar lo mismo. A mi en lo personal si me gustan los detalles, pero pueden ser de cualquier tipo y preferiblemente repartidos a traves de todo el calendario, jeje. Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s