El Incógnito (O déjà vu gástrico) II

Por Tay, Monica, Raul y kontARTE

Parte 2: El Principio

Los toques en la puerta  no cesaban, y al mezclarse con los truenos y el torrencial aguacero no le cupo la menor duda de que el día se le había aguado por completo.  Cartucho soltó un ladrido de advertencia. A pesar de su entrenamiento, le molestaban los toques impertinentes. Todo parecía indicar el no iba a poder darle una segunda mordida a la hamburguesa que había pensado devorar de un tirón.
-Tranquilo Cartucho, tranquilo….lo consoló al mismo tiempo que se dirigía a la puerta sin dejar de masticar lo que iba a ser su primera comida de el día.
– ¿Quien es…?
– ¿ Michael Ferro..?…carta…
– Si soy yo- y entreabrió la puerta. Por la ranura por donde solo hubiera cabido una carta, de repente entro el mundo- Pero…que???
Si en la vida no olvidaría algo, era aquel color de pelo y esos ojos que aun después de tanto tiempo conservaban su misma expresión. La muchacha vestida de cartera tampoco cabía en si del asombro.
– ¡Michael !
– ¡Mónica ! ¡Que haces tu así…? ¿ Como supiste ?? ¡Estas empapada !
– Pero Mike, como que Ferro ? ¿ De donde sacaste ese apellido..? ¿ Que…?
– Entra por favor… te traeré algo para secarte…
– No..no..tengo que seguir y no quisiera ser…
– No te preocupes, aquí no molestas. Solo Cartucho se podría poner celoso, pero como vez, ya esta bien ocupado.
El perro ocupado con la hamburguesa que del tiro había caído al piso, movía la cola animado. Por lo general odiaba a los carteros, pero con ella parecía ser distinto. De alguna manera Cartucho también la reconocía.
– No sabia que vivías aquí.
– Desde hace solo hace un mes y ya estoy pensando en mudarme. Pensé erróneamente que el cambio de cuidad y de apellido mejorarían mi vida…ahora me doy cuanta que lo único que siempre quise era estar en una isla en el trópico acompañado de quien nunca debí abandonar…- comenzó a decir Michael que de pronto se sintió envalentonado.
Mónica se sonrojó pero lo abrazó temblorosa, y sin contener sus impulsos rompió a llorar rogándole que  la perdonara, que todos esos años perdidos se los merecía, que no soportaba admitir que sus sueños inmaduros le hubieran cambiado la vida tan bruscamente….
-Si hubiera confiado en nosotros Mike… Pero no, me fui, aunque siempre te esperé…pasé años escribiéndote pero nunca me respondiste.
– Si, lo sé. después de regresar ví tus cartas. Las conservo aun…creo que lo hice con la esperanza de atraerte de alguna manera.
Sniff…sniff. Solo eso se escuchó por un momento.  Sin dejar de llorar, en medio de una confusión de recuerdos inexplicables, se abrazaron largamente. Mientras tanto, en aquel apartamento de una ciudad acelerada, el tiempo se detuvo cuando sus brazos, sus labios y cuerpos encontraron el camino al amor interrumpido que les había  regalado la vida.  Y ya en el dormitorio se entregaron al deleite de sus gemidos y caricias que afloraban recuerdos de una juventud no muy lejana, marcada por los mismos lunares, los mismos besos, los quejidos agradables de un sexo no olvidado que contrastaban en una ciudad apresurada.
Dos seres separados por circunstancias difíciles e inexpertas decisiones tomadas al azar marcharon por caminos opuestos. El hacia una guerra extranjera; ella hacia una tierra del norte donde lo esperaría por siempre.
-Mike tengo que irme…estoy trabajando …
Habían pasado mas de dos horas desde el primer toque a la puerta cuando se escucho otro.
– ¿Si?- preguntó Michael acercándose a la puerta a medio vestir.
-Soy inspector del Correo Postal quisiera saber si la cartera…..
– ¡Un momento inspector! – gritó Mónica abalanzándose hacia la puerta en una bata de baño verde que contrastaba con su pelo negro e insinuaba su voluptuoso cuerpo desnudo. En el júbilo de sus ojos Michael supo que estaba por tomar una decisión de la que no iba a arrepentirse nunca.
-Aquí tiene inspector…mi llave..mi carnet…lo que resta de correspondencia y mi renuncia verbal si….- dijo Mónica buscando el bolso de correos a su alrededor. Sus ojos se encontraron con la caja vacía de Sex and the City, su serie favorita.
-Me parece señorita que no conoce las consecuencias que esto le puede traer. La ciudad…
-¿La ciudad? –dijo mirando al inspector. Luego mirando a Michael- ¿Y el sexo?-Dígame inspector, ¿cuanto cree usted que demore uno en ver la serie completa?
El inspector estaba anonadado sin saber de que hablaba Mónica.
-¿ Pero que serie?¿La serie de correo certificado…?
Michael, que había visto la mirada de Mónica viajar hasta la caja vacía de la película,  no podía dejar de reírse.
-¡No…!! la serie señor inspector, el sexo…la ciudad…¿le suena ? ¿Sex and the city…?
-¿Pero de que esta hablando señorita? ¿Que tiene que ver con todo esto? Le informo que tendrá que pagar los daños que está haciendo este animal..mire como ha roto esas cartas…y..
_Cartuchooo…..-lo regañó Michael casi sin poder hablar de la risa.
-Señor inspector, si tengo que pagar, pago. No me importa. Estuve perdida en esta ciudad loca por mucho tiempo y ahora finalmente he encontrado mi destino. Hágase la idea que vine en un paquete y yo misma me entregue a mi destinatario- y con una sonrisa sensual y contagiosa se aferró al cuerpo del hombre besándolo.
-No se de que habla, ni si usted puede medir las consecuencias de sus actos…
-Gracias inspector! – lo despidieron al mismo tiempo que cerraban la puerta en sus narices. La bata verde ya se deslizaba hasta el piso cuando Mónica recordó algo y se separó de Mike para mirarle a la cara.
-No sabia que te gustaba Sex and the City- dijo con picardía en la mirada. – Es mi serie favorita.
-Si, me gusta- dijo Michael poniéndose colorado.
Mónica soltó una carcajada.
-¡Quien se lo hubiera imaginado! Bueno, ya hablaremos de eso después. Por ahora vamos a concentrarnos en nuestra versión de la serie, en esta voy a ser yo la protagonista. ¡Ah! Por cierto, también quiero ser amiga de Cartucho. Míralo, pobrecito, parece que esta cansado.
-No, no creo. Mas bien parece que se tomó la cerveza que tenía en esa jarra. Bueno, que carajo, que celebre. Hoy es un día especial.

********************************* CONTINUARA*********************************************

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s