Ser, pertenecer…he ahí el dilema

Por Zahylis Ferro

El ser es pensativo; el pertenecer desafiante. El ser es y ya esta, pero aún siendo se confunde, y trata de entender la confusión sin dejar de seguir siendo. El pertenecer se alimenta del ser y ante la constante auto evaluación de este, no le queda más remedio que arraigarse a lo que conoce y volverse de espaldas al cuestionamiento perenne que atenta contra su vida. Del ser todos se preocupan y lleno de mimos y palmaditas de aliento va por el mundo dedicándose a ser quien es. Al pertenecer nadie le tiene tantas consideraciones. Pertenecer es eso, estar y ser parte del lugar donde estás. No hay que darle muchas vueltas porque aunque se le diesen,  casi siempre se cae en el mismo lugar: el lugar donde el ser está, y al que por naturaleza o costumbre pertenece.
La gente pregunta, ¿de donde eres? pero en realidad lo que quieren decir es a donde perteneces. De ahí que a veces nos parezca confuso separar dos cosas que podrían ser iguales. “No soy de aquí ni soy de allá” oí cantar alguna vez a Alberto Cortez y me viene ahora a la cabeza porque una vez mas tiene que ver con un simple olvido del pertenecer.
Yo, pensadora hasta en los sueños, he sucumbido en infinidad de ocasiones a los going back and forth del ser. Le tengo cariño porque aunque todos los días me hace dudar de lo que soy y hasta me lleva a valorar posibles cambios, al final creo que me hace feliz el ser que soy. Ultimamente, y tengo que reconocer que lo reciente del descubrimiento también tiene que ver con el mismo problema de confundir ser y pertenecer, me he detenido mas a pensar a donde pertenezco. He desenredado los hilos que me hacen quien soy pero que de manera separada me hacen parte del mundo al que pertenezco. Con la minuciosidad de un arqueólogo que presiente este sera el hallazgo de su vida, he seguido cada hilo con creciente expectativa y para mi sorpresa no he llegado a ningún lugar en especifico. Es como si mi pertenecer no perteneciese a ninguna parte. Sin embargo, no por eso he podido culparlo de desarraigo. Mas bien todo lo contrario. En mi búsqueda he descubierto que cada hilo muere en un lugar distinto que cambia con cada pestañear, pero no muere solo…cada uno de ellos me conecta a una cara que me sonríe, a unos ojos que me miran, a unos brazos que me esperan. Ese es en mi pertenecer, la certeza de que mi lugar esta entre mi gente, no importan donde mi gente este.
No soy de aquí, ni soy de allá, pero tampoco soy de cualquier parte. Soy de donde los míos son. Estoy donde los míos están. Y si, ser y pertenecer vuelven a mezclarse, pero ya no me preocupa el dilema…
El ser sigue siendo pensativo y el pertenecer desafiante.

Anuncios

3 pensamientos en “Ser, pertenecer…he ahí el dilema

  1. No soy de aquí, ni soy de allá, pero tampoco soy de cualquier parte…….tenes razon che,soy de donde esta mi gente,sos de donde el sol te trate bien,donde el calor de tus estimados te llegue profundamente,i realy want to be a real person in the right place,pa´que no piensen que que mi jeta tiene que estar en un gao especifico………yo hablo el idioma de los adaptados al amor………..que cursi !!!
    voy pa´tra……

  2. Algun dia yo tambien tendré que seguir esos hilos, espero que tambien me conecten a una cara que me sonría, a unos ojos que me miren, y a unos brazos que me esperen. Pero aun no, pienso seguir disfrutando de mi dilema un poco mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s