¿Por qué no?

Por: Michael Sixto

Siempre habrá quien me acuse de pesimista y juzgue la manera en que me muevo. La verdad es que no espero mucho, definitivamente no milagros. Cuando llueva el agua regará la yerba muerta que habrá de crecer, quizás también la misma agua inunde los cultivos y terminen muertos. Siempre habrá quien me mire de reojo y frunza el seño resentido de aquello que desconoce, por ende teme, lo cierto es que el tiempo no se detendrá y lo inexplicable quedará en el olvido. Más tarde saldremos a la calle tarareando una canción que mañana habremos de olvidar. Esos tiempos de consignas han perdido el encanto que los hacían grandes, efectivos. Los hombres han quedado detenidos, a la espera; irónicamente el mundo se mueve ahora más a prisa. Vendrá un año nuevo y otro y otro más y dará igual. Las madres descubrirán envejecidos a sus hijos y se preguntarán cómo ha pasado. Los amigos fingirán el abrazo y se marcharán a casa recordando otros tiempos. Siempre habrá quien me acuse de pesimista. Me enredo en discusiones inútiles con personas dormidas que se culpan a sí mismas. En un callejón oscuro un desamparado me dice Dios le Bendiga cuando le niego la limosna. Tres cuadras más adelante dos enamorados se besan como si el mundo estuviera a punto de desaparecer. La rabia de unos es el consuelo de otros. Quizás sí hay esperanza después de todo y esos que me acusan seguirán haciéndolo. Llego a la casa empapado y mi amante me recibe con un beso. Le fascina cuando llueve y puede mojarse fundida en mi abrazo. Me siento dichoso y por un segundo olvido la agonía. Hay quienes piensan en ecuaciones y quienes lo hacen en colores, esos son mis favoritos. Desde lejos la computadora me llama, es hora de escribir pero no me siento preparado. Colándose por la ventana me llega el olor a tierra empapada y casi en un susurro los gemidos de los vecinos devorándose los cuerpos. Es difícil no pensar, también hacerlo. La maldita conspiración que nos encierra y nos libera y nos sonríe y nos golpea. Si fuera sencillo escribiría una historia, una muy corta con final feliz en la que hubiera mucho sexo y muchas risas. Desgraciadamente estoy perdiendo el olfato y raras veces escribo en tercera persona. Ya sé, nunca he sido un buen escritor. Por eso también me acusarán… y por el pesimismo claro.

Anuncios

4 pensamientos en “¿Por qué no?

  1. QUE FINAL!!!!! No te preocupes si te acusan. En este mundo no hay nada mas fácil que un ser humano inventando razones para acusar… Tu sigue haciendo lo que te haga feliz y …. Siiiii, escribe de sexo que me gusta…. leerlo….. Como siempre, adicta a tus palabras! Me gusto mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s