La evidencia de que TODO es posible

El hombre pulpo no se veía a si mismo portador de tentáculos. Cierto era que tenía ocho brazos y con ellos podía hacer maravillas, desde peinarse mientras desayunaba, ayudaba  a su hijo con la tarea de Álgebra y sacaba a pasear al perro, hasta adherirse con todas sus fuerzas a cualquier superficie ante el menor movimiento y evitar todo tipo de desmoronamiento. El hombre pulpo tenía un talento especial para hacer que las cosas funcionaran. Vistas desde lejos sus acciones no eran significativas, nunca ganaría un premio por su invaluable contribución en el campo de las X o su participación activa en la lucha de las Y. Podía pasar desapercibido y en muchas ocasiones lo era, porque quienes lo rodeaban, quienes día a día se refugiaran a la sombra de sus incansables tentáculos, estaban tan acostumbrados al top notch servicio, ya lo consideraban standard.
Pero en el arte del multifacetismo (arte o des-arte, cuestionable la calificación) el hombre pulpo no tenia rival. Se había acostumbrado a no dejar los tentáculos tranquilos ni un segundo muchos años atrás, cuando tomara unas clases de psicología que lo dejaron totalmente obsesionado con el conciente y el subconciente. De ahí que empezara concientemente primero a jugar y luego a entrenar a sus tentáculos en el arte de recibir, archivar y ejecutar información que el cerebro podía transmitirles, incluso hasta inconciente. Una técnica brillante que sí hubiera podido ganarle un premio Nobel de haber pensado en utilizar uno de sus tentáculos en el beneficio de su propia creación. Sin embargo, a pesar del éxito de su experimento, el hombre pulpo se vio rodeado de problemas más apremiantes que necesitaban una solución ayer, y dejo el coleccionar la evidencia de su descubrimiento para un mañana que siempre llegaba tarde.
El hombre pulpo no se arrepiente de nada. No le gustan los eventos grandes donde la gente se adula y autocelebra de todas manera. Le ha quedado el premio mayor, el de ser capaz de pensar y actuar hasta dormido.
A veces mira de reojo a su hija menor cuando mira absorta la television y lo asalta la curiosidad de como puede ser posible hacer solo una cosa y la nostalgia de como hubiera sido su vida si no fuese un hombre pulpo. Pero esos pensamientos le duran menos de un segundo. Siempre acaba de sonar el teléfono, y el último párrafo del projecto final se le resiste, y tiene que poner a grabar el show que más le gusta para verlo más tarde y acaba de acordarse que tiene que sacar una cita con el dentista a final de mes.
Hace una semana un amigo le tomó uno de los tentáculos, lo miró a los ojos y le pidió que dejara de mover los otros. Hasta ese entonces no sabía por qué lo llamaban pulpo si era solo un hombre. Desde ese entonces a venido pensando en reversar su experimento, recorrer el camino de vuelta entre el pulpismo y el simple humanismo. Esta vez sí le gustaría colectar evidencia y construir un modelo de prueba, solo que si el retorno funcionara, ya no tendría ocho tentáculos para recibir, archivar y ejecutar información y con solo dos manos sincronizadas le seria sencillamente imposible. Nada, que su brillante contribucion al mundo estaba condenada a morir con él.
El hombre pulpo sabe que tampoco se arrepentiría de eso. De hecho, sería lindo volver a ser como era antes…ya no lo recuerda, demasiadas memorias y cosas en su cabeza…algo se le tiene que escapar. Quizás mañana empiece a trabajar en el retroceso. Hoy no, hoy tiene mucho que hacer…. Si lo termina todo a tiempo, mañana mismo podría empezar. Eso es….ahora, manos a la obra…

Anuncios

5 pensamientos en “La evidencia de que TODO es posible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s