Amor Imposible

Por Zahylis Ferro

Le tembló la mano al principio, porque el papel vacío intimidaba al hombre tímido en él. Le tomó unos segundos recuperarse y cuando por fin el trazo le salió sin titubeos, sonrió con una mezcla de asombro  y orgullo propio. Uno, dos, tres renglones y ya no pudo parar. El papel ocioso se abarrotaba a sí mismo de palabras errantes antes de que el lápiz se atreviera a irrumpir en su virginidad. Y el agua brotó de la fuente y se volvió río. Y el río atravesó avenidas y se volvió mar. Y el mar se marchitó nostálgico y murió en la playa. Y la playa se sembró de caracoles y luceros que bien podían haber caído del cielo o subido de la tierra. Cualquier cosa podía esperarse de este papel y lápiz recién casados, y siempre que los ojos no temieran a los colores, no habría razón para que la mano dejase de regocijarse del acto divino de su cuestionable creación.

Muchas mareas, eclipses, y hojas secas después, la mano volvió a temblar. No por vergüenza esta vez. No por cansancio. Por puro miedo tembló. Una mano ajena reclamaba el papel, unos ojos ajenos cansados de espera brillaron por encima de los espejuelos oscuros que ocultaban el sueño. Quedó en el aire el abrazo y se desmoronó  el beso de naipes. La mano que trepidó antes de miedo, recogió ahora el papel que había quedado a merced del viento, ya sin temblar.

Hay música de palabras que se escucha a deshora, ahora mismo, desde cualquier sitio donde el tiempo le gane al hombre la carrera final.

Anuncios

6 pensamientos en “Amor Imposible

  1. Bello pero enigmático.

    ¿O estaré cansado hoy?

    Me gusta mucho esto:

    “Y el agua brotó de la fuente y se volvió río. Y el río atravesó avenidas y se volvió mar. Y el mar se marchitó nostálgico y murió en la playa. Y la playa se sembró de caracoles y luceros que bien podían haber caído del cielo o subido de la tierra. Cualquier cosa podía esperarse de este papel y lápiz recién casados, y siempre que los ojos no temieran a los colores, no habría razón para que la mano dejase de regocijarse del acto divino de su cuestionable creación.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s