Tu viaje a Cuba aquí…

Por Zahylis Ferro

Mi amiga Nicole, neoyorquina de nacimiento y vocación, está obsesionada con viajar a Cuba. Nos conocimos en Boston, el primer día de universidad. Yo, acostumbrada a que el marcado acento latino pegado como un chicle a cada frase dicha en ingles generara la sarta de preguntas que inequívocamente empezaba por ¿de dónde eres? y seguía con ¿Cuba? ¿Y cómo se vive por allá? no me sentí impresionada por su mirada genuinamente inquisitiva y curiosa. Pensé que solo trataba de ser polite e integrarme a un grupo al que visiblemente no pertenecía. Acostumbrada también a inventarme maneras para nadar en aguas extrañas, sonreí como si jamás me hubieran hecho la pregunta y comencé la historia.

Le conté la versión corta, la que tengo preparada para esas ocasiones, y se me quedó mirando a la espera de más. Le di un poco más de cordel y todavía no quedó satisfecha. En el año y medio que siguió, el tema se volvió recurrente y quizás porque siempre estuvo ahí o porque mis historias, contadas desde un punto de vista muy personal y quizás no muy pragmático, encendieron la llamita de la curiosidad, Nicole no deja de repetirme cada vez que hablamos por teléfono que le avise para ir conmigo en mi próximo viaje a Cuba. Nunca hemos podido coordinar el viaje. En primer lugar porque mis viajes a la isla han sido a la carrera, mal planificados, emergencias, situaciones familiares, nada que ver con recreación o turismo. Y en segundo lugar porque con su azul y lustroso pasaporte americano viajar directo es una utopía y el recorrido a través de un tercer país es demasiado azaroso y caro y lleva un planeamiento y una coordinación que nada tiene que ver con mis viajes atropellados.

Ayer leí que “the Obama administration” está planeando eliminar algunas restricciones que prohíben los viajes de los ciudadanos Americanos a Cuba. Según el artículo, la nueva medida se debe anunciar oficialmente antes de que el Congreso se reúna después de su receso a mediados de Septiembre, temiendo en parte la reacción de oposición de algunos miembros como el Senador Robert Menéndez de New Jersey que opina: “una apertura de esa magnitud sería un aporte a la economía del país y retardarían más cualquier cambio en el gobierno de la isla…”

Yo, no muy ducha en cuestiones de política, pero como buena cubana, con una opinión acerca de cualquier tema, espero que la decisión vaya del dicho al hecho en el menor trecho posible. En todos los años de embargo económico y restricciones de viaje, el gobierno cubano ha encontrado vías suficientes para contra todos los pronósticos, mantener su política. Según hemos visto, (prueba suficiente son los ocho años de la administración Bush) el incremento de las restricciones no parece ser directamente proporcional a la caída del régimen, y me pregunto si no es hora ya de cambiar la táctica. Si el restringir no desbalancea, solo nos queda esperar que la apertura lo haga. Y no sería la primera vez. La caída de todo el bloque comunista y el final de la guerra fría a principios de los noventa, se deben a aperturas políticas y económicas de este tipo. En este caso no se cumple el dicho de que “if it ain’t broke, don’t fix it.” Lo que está roto sí hay que arreglarlo, ya sea de una manera u otra. Quizás este sea nuestro comienzo a Gorbachev’s Perestroika a lo cubano.

Recientemente leí una entrevista que le fue hecha a Miss Haití, Sarodj Bertin, donde le preguntaban qué creía acerca del cantante Wyclef Jean postulándose a la presidencia de su país. En una respuesta muy inteligente, la muchacha dijo que personalmente respetada a Wyclef Jean pero que su país no estaba en condiciones de experimentar. En nuestro caso, yo creo que con nuestro país se tiene que de alguna manera experimentar, dado que las viejas tácticas de reclusión y embargo no han dado resultado.

Espero que la decisión de la administración Obama no enfrente demasiada oposición y que tal y como anuncia, grupos de universidades, deportes, museos y comercio puedan viajar a Cuba abiertamente. Quizás esto signifique que mi amiga Nicole pronto pueda ir a Cuba sin los actuales innecesarios inconvenientes. Quizás eso signifique para los cubanos de la isla la oportunidad de interactuar, aprender y por qué no, enseñar a otros. Quizás un despertar capaz de estremecer cimientos. Imposible decir a ciencia cierta qué será. Como se dice por acá, worst case scenario, será lo mismo que es.

 

 

 

Anuncios

13 pensamientos en “Tu viaje a Cuba aquí…

  1. La politica de intercambio entre ciudadano cubano y ciudadano norteamericano dara los frutos que cada cual quiera colectar. Personalmente me parece una buena idea, porque como tu dices Cuba admite a estas alturas cualquier experimento en aras de estremecer cimientos.
    Sin embargo, y no quiero parecer con esto una republicana intransigente y sin esperanzas (porque no lo soy) no creo que esta medida signifique mucho o al menos algo nuevo para “nuestro” futuro y para el futuro del pueblo cubano. Cambios puede que traiga, pero cambios constructivos, cambios en la politica interna, cambios en la falta de acceso masivo a las redes de comunicacion… ? No creo. No creo que solucione el problema generacional que existe en Cuba donde la misma minoria de hace mas de 50 años decide el rumbo y el objetivo de la Isla en el mundo.
    El otro dia leyendo el Blog de Yoanis Sanchez supe de la existencia de Aung San Suu Kyi, figura emblemática de la oposición birmana contra la dictadura militar que ocupa el poder desde 1962. Y es que como escribe Yoanis “Nadie como ella ha podido describir el horror desde la dulzura, sin que el grito se adueñe de su estilo y el rencor se le suba a los ojos”. Y eso intentare hacer cada vez que se me exhacerbe la impotencia ante los pesares cronicos de mi pais, antes los cuales me pierdo buscando y estudiando soluciones.
    De todas maneras y volviendo al tema de que neoyorquinos y otros puedan viajar a Cuba sin recurrir al malabarismos, me parece un intento inteligente del Presidente Obama por “cooperar” con el tan ansiado cambio, al menos a la luz publica.

    Suerte entonces a tu amiga Nicole. (Ya le has contado lo bello que es Viñales?)

    • Lo más probable es que tengas razón, que cambios en Cuba no se den solo porque el gobierno de aca haya cambiado sus leyes, que en realidad solo afectan a sus ciudadanos, no a los nuestros. De todas maneras, y más allá de los cambios que pueda o no generar, cualquier cosa que haga de Cuba un pais más parecido al resto del mundo yo lo celebro.
      No sabía de Aung San Suu Kyi. ¡Wow! Me gustó mucho lo que leí, y su coraje y tenacidad. Como siempre, un comentario genial. ¡GRACIAS!

  2. Despues de haber leido sus comentarios me he percatado que no soy el unico del grupo al que le gusta la politica o al menos intenta profundizar en el tema.
    Creo que hay algunos puntos que se han quedado sobre la mesa o al menos no se han mencionado (y podrian ser sumamente importantes). Por ejemplo, creen ustedes que la infraestructura economica cubana esta preparada para recibir un turismo tan exigente como el norteamericano? La pregunta cae por su peso…
    Y es que el gobierno cubano que es quien define los limites a los que se llegan en la isla no piensa en nada (ni pensara). Considera los siguientes puntos para que te des cuenta: Cuba paso de un pais exportador a un pais donde mas del ochenta porciento de sus productos son importados, simples alimentos como las frutas ya no existen en los campos, el marabu se come la isla de punta a punta y la peor epidemia no es el mismo, sino aquellos que dejaron que creciera. Ideas tan absurdas como plantar platano donde va arroz y arroz donde va papa son tacticas implementadas en la agricultura del pais. No es que este dando una clase de agronomia pero caballero hay que tener sentido comun .
    Por otro lado coincido con Uds en que se abririan muchas puertas con el simple hecho de que norteamericanos vayan a la isla. Al menos saldrian a la luz publica verdades que han estado ocultas por mas de cincuenta anos y de una manera u otra los jovenes cubanos seguirian ampliando sus conocimientos acerca de lo que existe mas alla del territorio cubano.
    Volviendo al tema y para concluir, a mi querida islita le falta mucho para llegar a un nivel turistico aceptable…No obstante creo que por algo hay que empezar.

    • WOW my friend!!! Tremendo debut el que ha hecho usted en kontARTE!!! Eso de que la peor plaga no es el marabú pero los que dejaron que creciera me pareció super ingenioso y me dio mucha risa. Tienes razón, falta mucho, falta todo quizás. Pero hay que empezar por el principio. Y el principio yo creo es acabar con las justificaciones de que si por las restricciones estamos como estamos. Aun hay quien lo cree y lo repite de pregón. Quitarle politica a la politica me parece una buena idea. Millones de gracias por escribir lo que piensa esa cabeza. Un abrazo.

    • Gracias Maurice. De todas maneras ya nosotros nos invitamos solos. Somos habituales invisibles gracias a Denis Fortun. Y tus relatos tienen un enlace en konARTE para que los nuestros te lean también.
      Como te dije antes, nos gusta tu estilo de “al grano y sin vacelina.” jajaja

  3. Bueno pues aqui ya todo el mundo sabe como pienso al respecto de toda la política desde y hacia cuba. Principalmente porque me toca de cerca. Ese sentido común del que tantos hablan pero pocos usan dice que no solamente han estado viviendo a pierna suelta mientras el bloqueo y toda la sarta de leyes sin sentido se encuentran en vigencia, sino que desafortunadamente han ido al baño con todos nosotros. Abran los ojos carajo!!! Cuba y Estados Unidos por debajo de la mesa se dan besitos como los niños de primaria, escondidoa para que la maestra no los vea. Lo peor es que con el paso de los años ya no son tan ingenuos ya hasta han terminado revolcados en la cama de cualquier topo con sello diplomatico en la mano. Todos sabemos que las leyes se doblan y se rompen a favor del que las implanta. Lo mejor que podria pasarnos es que si, que quiten el bloqueo, la ley que no permite que cubanos que vienen en lancha después de 1994 puedan regresar a ver a sus hijos que ya son hombres, a sus madres que ya son viejas y a sus abuelas aunque sea al cementerio. Que quiten la ley que prohibe que los americanos viajen a cuba para que vean de primera mano la necesidad y el hambre que hemos estado pregonando por 51 interminables años. Cuba no tiene infraestructura economica ni de ningun tipo. Cuba es un pais en ruinas lleno de gente carismatica, inteligente y culta, si, culta a pesar del incontrolable desorden, y el deteriorado lenguaje. Gente que corrieron con menor suerte y aún continuan alli con el pecho abierto a las balas diarias. Todos los paises del mundo ( y he estado en varios ) tienen malos barrios y malandrines, siempre el turista es victima pues el solo hecho de ser turista lo pone en desventaja. Pero al final ese turista habla y toma fotos que recorren la web. Eso es lo que necesitamos pero en cantidades nunca antes vistas. A todo el mundo le gusta lo bueno y si de ellos depende, diran que Fidel murió cuando la lógica de la vida diga que no puede tener 150 años entonces caera por su propio peso como tantas otras cosas. No hay que saber de política para que nos duela todo lo que lleva la palabra CUBA porque la llevamos en el pecho a cada momento. Asi que estoy contigo todo lo que produzca un cambio en cuba I’m in.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s