El Arte de Vivir

Por Raul, Marilyn, Alicia, Tay y kontARTE

(Donde gracias a una ingeniosa vuelta de Tay a la historia, los escritores son parte de la trama)

Por sobre el polvo de carro destrozado comenzaba a asomarse la tormenta. La tarde era la misma repetición de ruidos sordos, conocidos y ajenos. Los pedazos de carros recién convertidos en chatarra seguían cayendo por la estera y esparcían un polvo denso que atravesaba  la calle, que se pegaba en la ropa, pero que aún así no traspasaba el plástico del casco que lo mantenía aislado del mundo y de él. La tarde estaba fría y para colmos, parecía que iba a llover. Berto ya había perdido la noción del tiempo, posiblemente desde el mismo día en que vio desde lo alto como se acababa su tierra en ese mapa vívido que parecía calcado sobre el mar. Posiblemente desde aquel día su tiempo se compraba por horas. Y sí, no vivía mal, pero, ¿vivía?
Su tierra ahora era otra, una muy diferente donde a las personas les gustaba pretender. Todos los caminos conducen a Roma, o a Madrid… o a la Habana y allí, en ese nuevo lugar todos parecían estar ocupados, muy ocupados con sus habituales rutinas de ser. El mapa de la isla dibujado sobre el azul del mar era un lejano recuerdo que invitaba pero dolía. No quería comparar. Desde que tomó la decisión supo sería así pero las cartas ganadoras no vienen solas, siempre muchas más las acompañan. Berto siguió despacio el fino hilo de polvo de carro machucado y una vez más recordó aquellos domingos cómodos, silenciosos que hoy parecían tan lejanos.
Y a pesar de la nostalgia y el dolor y el recordar, aquel mundo de fuegos verdaderos y fatuos lo habia embrujado, convenciendolo de que la vida dura era transitoria, que la suya no terminaría en aquel amacijo de autos, y que aunque ahora mismo se le pareciera bastante -cementerio de recuerdos y almas vacías flotando en el aire sucio- el, siguiendo la tan bien aprendida consigna, convertiria la derrota en victoria. El quería la vida por la que lo había arriesgado todo. En sus sueños escuchaba a lo lejos la música que debia producir el dinero cuando es cuentado en esas grandes máquinas que se ven en las películas. Y cada mañana despertaba con aquel inconfundible olor a billetes nuevos en las manos que lo mantenía soñando durante todo el día. Tenía que encontrar una forma de llegar a la cima esa de la que tanto hablaban en donde todo sería diferente. Pero lograr que lo notaran, que le abrieran con una gran sonrisa todas las puertas invisibles pero tangibles que ahora lo sepraban del éxito, era una idea tan poderosa en su cabeza como los mismos sueños con olor a dinero que se soñaban cada noche.
Con la primera gota de lluvia le vino tambien el primer indicio de dolor de cabeza. Carajo, quien me manda a pensar tanto, penso y en su afan para no seguirlo haciendo, decidio darle un giro humoristico a su propio cavilar. Convertirse en actor, cazador de vampiros, asesino a sueldo, bailarín exótico, o volverse un psíquico famoso… ¿sería la respuesta? Sonrió por un momento y luego se dedicó a contemplar opciones más realistas. Vendedor ambulante le llevaría mucho tiempo de su día. Ademas, nunca habia sido amigo del sol. Preferia trabajar en las tardes, en las noches mejor, cuando el sol empezaba a ocultarse y el podia encender su luz propia. No era muy habilidoso con sus manos y jamás había cambiado ni un bombillo pues le tenía pánico a la electricidad. Y con la rapidez con que se le vino arriba el aguacero, paso de la risa al llanto, al darse cuenta que broma a un lado, las opciones se le estaban cerrando.
Berto decidió entonces ser el protagonista de su historia… presto a minimizar el ruido de los truenos  traídos por la tormenta para concentrarse mejor en la nueva historia, acomodó con esmero los auriculares y se sentó frente a la computadora. Cual sería su sorpresa cuando descubrió que ya su historia con todos sus personajes había comenzado…
Raúl le habia leído la mente y le habia dado el impulso. Una telepatia que los complementaba y en otro momento lo hubiera hecho desconfiar, lo hizo esta vez agradecer el comentario. Berto se supo conquistador y decidio conquistar.
(Pero ¿quién era este personaje Raúl? ¿Cómo sabia que ahora su tierra era otra? ¿Cómo sabia que hoy, precisamente hoy, extrañaba aquellos domingos silenciosos y cómodos en los que solía contemplar el mar desde su ventana…“Vaya contraste aquel azul envuelto en espumas con el polvo gris y denso de los carros recién convertidos en chatarras”- pensó.)
Si, muy bonito tu destino, le habia dicho Mary sin ironia. Pero necesitas aseguar tu paso. Te hacen falta herramientas, alimentos y ayuda para llegar. Para ella la aventura tenia sentido solo si se hacia realidad. Y Berto se supo vulnerable y decidio diseñar.
(Su Mary era inteligente y ambiciosa. Para ella no habian fronteras, y lo apoyada y le deseaba la mejor se la suertes; the sky is the limit era su lema personal.)
Alicia le ofrecio la risa como acompanante. Nadie podria hacerlo mejor. Llegaras a sitios inimaginables, le dijo. Berto se supo feliz y decidio avanzar.
(Alicia logró arrebatarle una ligera sonrisa. Indiscutiblemente tenía un sentido del humor que él ansiaba para sí. ¿Seria que había olvidado reír? Pero Alicia lo lograba. “Me gustaría conocerte Alicia”- casi que gritó como si ella pudiera escucharlo.)
Y sin pensarlo (o quizás después de pensarlo mucho )Berto creó para sí el protagonista perfecto, el que deseaba ser desde hacia tanto, el que llegaría a la cima, el que volvería a vivir aquellos domingos frente al mar, el que reiría nuevamente. Y después de varias páginas… allí estaba él, frente al mar, sin dudas y sobre el papel, renacido.
En boca de Berto, Berto habia cobrado un forma precisa. Raul, Mary y Alicia tambien. No importaba si el contaba la historia, o si la historia lo contaba a el. No eran momentos de poseer. Renacido, exitoso, pensativo, nostalgico o divertido, Berto se vio a si mismo por sobre el polvo de carro destruido, o frente al mar que podian ser y eran ya la misma cosa.

Anuncios

3 pensamientos en “El Arte de Vivir

  1. Los desfasajes en tiempo y espacio hicieron de nuevo de las suyas. Tay, tus dos ultimas adiciones a la “Historia de la Semana” llegaron cuando ya la habiamos cerrado. Por ser dignas de ser leidas, y porque pueden ser historia que continua historia, aqui estan:

    Por Tay
    “Renacido y sin miedo, consciente de haber clonado el tiempo y vivir ahora en otra dimension, paralela a su antigua realidad, diviso la aun naciente tormenta y el cementerio de autos convertidos en chatarra.
    Y alli frente al mar, comenzo a vivir su nueva historia…en la que volvia a ser el Berto emprendedor que vivia sin rumbos…
    Detuvo la tormenta y detuvo el viento…y retrocedio el almanaque inventando con determinacion una realidad nueva creada por la magia de quien quiere vivir diferente.”

  2. Por Tay

    “Berto continuo escribiendo su historia…Paginas repletas de logros, de risas, de pasos mas cercanos a la cima, se acumulaban…El sol se escondia en el mar, volvia a aparecer en la montana…La vida sin rumbos parecia encontrarlos…Berto era feliz…sin pudores, ni temores…
    El tiempo clonado era para Berto su mayor renovacion, su logro. Vivia todo lo que para el habian escrito Raul, Alicia y Marylin, y el. Entre vampiros, psiquicos famosos, disenadores de moda, Berto olvidaba donde terminaba la vida y comenzaba la imaginacion…
    Alli estaba a salvo.
    Abajo, en la otra dimension, mas abajo del punto de convergencia entre sus dos vidas, la tormenta seguia detenida, amenazante y estremecedora. Y fue entonces cuando la vio, escondida y temerosa, perdida, bella y loca…mirando al cielo como si pudiera detener a lluvia…
    O lo miraba a el? Habria descubierto la dimension flotante?”

    • La dimension flotante? Si, quizas. Gracias amiga por descubrirla detras de sus ojos.

      Gracias a ti Tay, y a Raul, Marilyn y Alicia por ser doblemente partes de esta historia loca. Un abrazo a cada uno y como ya se ha hecho costumbre…hasta proxima aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s