El Dilema

 por Michael Sixto

El rostro distorsionado de la verdad es como una lista vacía en la que tratamos de buscar talismanes, escasos recursos para recobrar el sentido. El reloj de arena mojada ahora reposa marchito en la esquina aquella en la que nos despedimos y supimos que la otra mitad no era una opción sino una cruz que debíamos cargar por siempre.

Después, el hambre ya era más tolerable, las ganas de correr un sueño lejano que pronto sepultamos en el olvido y la seguridad una utopía que se retorcía en algún lugar distante, lejos de nosotros. La vida y su naturaleza no nos han favorecido, pero la luz, indiscutiblemente siempre ha estado ahí, a nuestra merced, brillante, única, y nuestros rostros iluminados nos han hecho cerrar las ventanas de nuestros ojos para buscarnos dentro.

Aquello de las dos orillas, de los dos lados, los dos polos, las dos posibles respuestas, el irse o quedarse, el huir o el resignarse… siempre ha sido el fantasma temido, el peligro allá afuera en esos páramos donde habita el olvido, la soledad y el despertar que trae el cambio, lo nuevo. El miedo cierra esa puerta, y aquella, y la otra, y somos un puñado de huesos sin movimiento. Esperamos sin saber a qué lugar mirar sin que el temor amenace la quietud de no encontrarnos en el espejo de otra mirada atrapada en la oscuridad.

Este es el dilema: la vida que conocemos y que seguirá flotando por sobre nuestras cabezas hasta que la luz se extinga, hasta que la luciérnaga halla muerto de frió en las noches raras de vagar sin sombra, de morir sin prisa. Tu nombre ya está en la lista, el mío ni siquiera existe, la verdad escondida tras su rostro confuso tiene alas inmensas que no sabe usar, así que al igual que nosotros estará por siempre vagando sin rumbo, de boca en boca, de corazón en corazón y su eco retumbará en nuestros oídos por más tiempo del que necesitaremos para ya no pensar.

Anuncios

6 pensamientos en “El Dilema

  1. Me gusta a tal punto que lo robo para Fernandina. Un abrazo y nos vemos en nuestros avatares de equipajes y sapingos preguntando. Un abrazo.
    Denis

  2. La verdad. La verdad es un animal acorralado. Es un rompecabezas que preferimos no llegar a terminar, es un sueño convertido en pesadilla a media noche justo cuando los caballos se transforman en ratones y a cenicienta le crece tanto el pie que ya la zapatilla no le sirve. La verdad es tan humillante y arrasadora, que hasta Dios cuando terminó de crear todo lo que creyó perfecto, decidió destruirlo con un diluvio cuando la verdad llegó a su corazón. El miedo siempre está al acecho, los invensibles héroes de los libros de cuento tenían miedo pero el escritor no podía decirlo pues los volvería vulnerables. Vulnerables a las criticas, a las risitas escondidas, al tiempo. Y el tiempo al final es quien gana, porque no existe, solo nosotros hemos creado inmensos relojes de arena mojada para creer que todo está bajo nuestro control. Tenemos tanto miedo que mientras el reloj que creamos se vira en nuestra contra, escondemos todo aquello que nos diga la verdad. Comenzamos por esconder el gran espejo de la entrada, el que nos recuerda que debemos voltear el reloj nuevamente para su último recorrido. Pues al final la única verdad es que la luz se apagará un día pero desafortunadamente ya no estaremos para ver como se va haciendo de noche mientras el ataúd con nuestros cansados y miedosos huesos se queda allí al final de aquel agujero al que le temimos toda la vida. Y cuando nuevamente se haga la luz y descubras que tienes unas inmensas alas que no sabrás como usar, actua como si no las vieras, no le digas a nadie, quedarás en ridículo y se burlarán de ti: Siempre estuvieron en tu espalda, simplemente que el miedo a la verdad no te dejaba verlas.

  3. Me gusta pensar que aunque no las veamos las alas estan ahi. Quizas el miedo un dia se vaya y entonces no solo podremos verlas sino tambien volar muy alto con ellas. El miedo en nuestro caso, y la carencia de alas, nos ha vuelto creativos, y nos hemos inventado nuestras propias maneras de volar que seguramente no pueden compararse con la original, pero es mejor que nada. Sabemos que tu tambien lo has hecho y que por eso estas mas cerca cada dia de tu verdad. Un abrazo, y como siempre, gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s