Recuento

 

Por Michael Sixto

 Porque el tiempo se detiene cada vez que no encuentro palabras. Porque afuera ese calor infernal no me deja otra opción que vagar sin rumbo en mis confines de cuatro y media paredes. Porque el año pasado me encontré pensando las mismas cosas y maldiciendo las mismas gentes. Porque hace apenas unas horas escuché en la radio que el derrame de petróleo del golfo podía alcanzar las costas de La Florida muy pronto. Porque mis jefes en el trabajo son unos ineptos. Porque las cosas buenas no duran para nada y las malas no parecen terminar. Porque la señora de la limpieza tiene más de sesenta años y aún sigue empujando el dichoso carrito sin esperanzas de soltarlo. Porque me da rabia mirar al pasado y darme cuenta que pudo ser mejor. Porque todos me siguen hablando de dinero y superación. Porque a las dos de la mañana no me puedo dormir y a las diez no me quiero despertar. Porque, realmente, no hay ilusión… porque desde hace mucho vivo sin miedo hoy quisiera dejarme llevar, cerrar los ojos y después de veinte segundos abrirlos de nuevo y encontrar, encontrar otra vez. ¿Cuándo fue la última vez que alguien encontró algo? ¿Es solo una sensación mía o todos vivimos así… dormidos? ¿Son estas también, cosas que pasan?

Anuncios

6 pensamientos en “Recuento

  1. Me gusta esto que escribiste…porque sumándole algunos sentimientos y dudas, describe exactamente como me siento hoy: dormida, perdida… inconforme? Porque vivir la vida correctamente es difícil porque el vivirla fácil la hace incorrecta (al menos para mí).

  2. Lo peor es que es “incorrecto” a nuestros propios estándares, no porque nadie nos los haya dicho… eso lo hace aún más complejo.
    Gracias por el comentario… ya tenemos Historia de la semana nueva, así que ya sabes

  3. A los dos, recuerden que todos los días no nos levantamos con el ánimo de volcarnos a nosotros mismos sobre la mesa de examinar y cuestionar cada pequeña cicatriz en la piel con ojo de censura. Y hasta hay días en los que la inconformidad no nos hace sentir incompletos sino ilusionados y nos sobra tiempo para sentirnos un poquito orgullosos de eso que hacemos y de los que ya otros se sienten orgullosos a su vez. Y es que creo que hay días en los que no somos tan exigentes y un café en la mañana seguido de un día tranquilo suena bien al oido. Claro, hoy no parece ser uno de esos días, al menos no para nosotros. Pero nada, que esas también son cosas que pasan.
    Abrazos, Zahylis

  4. Ese es el mismo sentimiento que tenemos todos alguna vez…Pero prefiero no preguntarme el por qué de algunas cosas (sobre todo las que no puedo solucionar ) quiero quedarme con lo que soy , con lo que he conseguido y con lo que me hace feliz….

  5. Pues si son cosas que pasan, la semana pasada tube que ayudar a llenar una aplicacion de empleo a una señora de 76 años… me da tristeza pensar en eso y miedo pensar que algun dia yo tenga que verme en esa situacion aplicando a una factoria para poder sobrevivir durante la etapa final de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s