Noches

 Por Michael Sixto

  En noches como esta, recuerdo ahora, solía desafiar mi espíritu, correr como cada mañana la cortina enferma y sudorosa que separaba la luz de la penumbra para  ganarme un momento más de goce, de satisfacción. En noches como esta, mi cuerpo, desarmado y tambaleante, seguramente habría comenzado su acostumbrado deambular por entre las altas paredes que encierran cada resquicio de la ciudad, esa ciudad donde las horas no acostumbran pasar, donde las palabras quedan atrapadas y el eco mutilado y deshecho se retuerce de dolor muriendo finalmente en una agonía que rara vez conoce su padecer. Renacer es la palabra correcta. Putrefacción que habita en los senderos del alma de la ciudad; en cada basurero, en cada callejuela de salideros, de aguas turbias y estancadas, en cada grito que rompe el silencio de la noche. En noches como esta las gentes habrían encontrado raro mi andar y el desorden de mis cabellos, la suciedad de mis ropas, la palidez de mi mirada… en noches como esta habría gentes, y todos estos cadáveres que flotan vacíos por el aire, que descansan sobre las calles opacas y sin vida, viajarían hasta ese secreto lugar, donde espero reciban mi alma, cuando, en noches como esta, la ciudad deje de llorar.

Anuncios

Un pensamiento en “Noches

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s